Carmen González Ramos - Cicytex

Carmen González Ramos, Directora General del CICYTEX

A nosotras nos inspiras, ¿quieres presentarte?

Soy Directora General del Centro de Investigación Científica y Tecnológica de Extremadura (CICYTEX), un centro público de investigación adscrito a la Consejería de Economía, Ciencia y Agenda Digital de la Junta de Extremadura. CICYTEX está formado actualmente por 4 institutos que se dedican a la investigación agrícola, ganadera, alimentaria y forestal. Tiene aproximadamente 300 trabajadores, incluidos investigadores, personal de apoyo a la investigación, personal de administración y personal de campo.

Soy licenciada en Biología por la Universidad de Extremadura. Inicié mi carrera profesional como ayudante de jefe de laboratorio en una fábrica de la multinacional Nestlé, incorporándome posteriormente como jefe de proyecto en el área de Tecnología de Alimentos en el Centro de I+D que la multinacional tenía en Extremadura, desarrollando también mi actividad investigadora en otros centros de la empresa en Europa y Estados Unidos. Posteriormente, desarrollé mi actividad en un centro tecnológico privado, primero como responsable del Área de Tecnología de Alimentos, luego como coordinadora de Proyectos de I + D + i, luego como subdirectora y finalmente como directora del centro, hasta 2015 que fue cuando me incorporé a la Dirección de CICYTEX.

¿A qué querías dedicarte? ¿Por qué elegiste tu profesión? ¿Te imaginabas desarrollando el trabajo que realizas hoy?

Quería haber estudiado arquitectura, pero para ello tendría que haberme ido fuera de mi ciudad y en aquella época no fue posible. Entonces decidí estudiar Biología, que también era una opción interesante para mí y al final resultó ser una muy buena decisión. Al principio pensé que siempre trabajaría en un laboratorio, pero luego desarrollé cada vez más tareas de coordinación y gestión hasta el día de hoy. Creo que puedo confirmar que la decisión fue correcta porque he podido experimentar tanto el mundo de la investigación como la gestión asociada a ella y todo el proceso ha sido muy gratificante.

Háblanos de tus logros y de las dificultades que has encontrado en tu carrera profesional.

Respecto a los obstáculos, tengo que decir que no me he encontrado con mayores dificultades, he tenido mucha suerte, primero con mi familia, sobre todo con mi madre que, como no podía estudiar ni trabajar fuera de casa, me inculcó que tenía que estudiar una carrera y no depender de nadie. Eso es esencial. Además de eso también tengo un marido que siempre me ha apoyado en mis decisiones y me ha animado a aceptar retos. De hecho, renunció a una importante oferta de trabajo en Estados Unidos para que yo pudiera continuar con mi trabajo en ese momento. Así, he podido desarrollar mi carrera profesional tomando mis propias decisiones, aunque en otro momento mi situación familiar, sobre todo tener hijos, ha influido en esas decisiones y he tenido que renunciar a otras oportunidades.

Si bien las leyes dicen que las mujeres y los hombres son iguales y tienen las mismas oportunidades, la vida real es muy diferente, y la investigación y la tecnología son uno de los campos donde esto es más evidente.

¿Qué consejos y sugerencias podrías hacernos?

En primer lugar diría que tenemos que perseguir nuestros sueños y emplear todo el talento tanto de hombres como de mujeres, aunque sabemos que para muchas mujeres no es tan fácil. Otro consejo importante para las mujeres es tratar de encontrar referentes e inspiración. En particular, las mujeres tienden a cuestionar sus propias capacidades y creo que el entorno en general no hace nada para combatir esto. Necesitamos más estímulos y un reconocimiento más manifiesto de las mujeres. Por último, las mujeres están especialmente preparadas para resolver problemas y encontrar soluciones y siempre pueden aportar otra visión y perspectiva. El talento femenino tiene mucho que aportar al mundo de la investigación y la docencia.

En general, diría que necesitamos vivir y crecer con igualdad de oportunidades en todos los ámbitos sociales. Realizar actividades para promover la igualdad de género en todos los niveles. Utilizar un lenguaje no sexista y elimine los prejuicios y las ideas preconcebidas. Además, en un centro de investigación como es mi institución, tenemos que trabajar especialmente para sensibilizar sobre la cultura de igualdad incorporando la perspectiva de género en la actividad investigadora e insistiendo en una formación continua de todo el personal.