Celia Vinagre Izquierdo CSIC Doñana

Doctoranda del grupo de la Genética Evolutiva y de la Conservación

Celia, a nosotras nos inspiras, ¿quieres presentarte?:

Soy Graduada en Biología por la Universidad de Extremadura y tengo un Máster en Biología y en Ecología por la Universidad de Copenhague. Actualmente estoy haciendo un Doctorado en Biología Integrada por la Universidad de Sevilla en el grupo de Genética Evolutiva y de la Conservación en la Estación Biológica de Doñana.

¿A qué querías dedicarte?, ¿Por qué elegiste tu profesión?, ¿Te imaginabas desarrollando el trabajo que realizas hoy?:

Siempre quise dedicarme a la investigación y a la ciencia. Me inspiraron a estudiar y a ser trabajadora mi madre y mi abuela. Elegí la biología porque me pareció que tenía un enfoque más diverso y completo de la ciencia.

Para mí el trabajo que estoy realizando ahora es un sueño cumplido, pensé que nunca llegaría o que sería muy difícil llegar a donde he llegado. Estoy orgullosa del trabajo que he hecho y de lo que hago actualmente y tengo en cuenta que también he tenido suerte. No todo es trabajo y esfuerzo. Tengo ganas e ilusión de ver cómo va a continuar mi carrera profesional, que apenas ha empezado.

Háblanos de tus logros y de las dificultades que has encontrado en tu carrera profesional:

He vivido en 4 países en menos de 7 años y he hecho miles de mudanzas. He aprendido muchísimo y no siempre ha sido fácil. Ser mujer en ciencia es complicado, hay que hacer muchísimo trabajo para llegar a donde llegamos, para ocupar espacios que nos pertenecen y para que no nos los quiten. Las mujeres en ciencia hemos luchado cada paso que hemos dado y hemos venido a quedarnos.  

¿Qué consejos y sugerencias podrías hacernos?:

Mi consejo es que haya compasión y comprensión en cualquier aspecto de la vida y en la ciencia. Hay que tener en cuenta las situaciones personales de cada persona y ser paciente y constante.